sábado, 11 de enero de 2020

La estación de los deseos...Me gustas así





Bella Brown
22-12-2019

Mirarte a los ojos.
Disfrutar el doble.
Pensarte en los d
ías lluviosos.
Acariciarte en el silencio.
Morderte los labios.
Dejarnos fluir entre las sabanas.
Advertir tu sonrisa.
Tus palabras en mi oído.
Extrañarte los domingos.
Recordar el aroma de tu cuerpo.
Dejarte ser.
Intentarlo un poco más o renunciar.
Soñarte.
Amarte libre.
Calmar tu bipolaridad.
Tus mensajes por las noches.
Entrelazarnos por las mañanas.
Tus mentiras piadosas.
Compartir nuestras fantasías.
Tus ganas de crecer.
Permitirnos.


jueves, 2 de enero de 2020

Cuando sonríes, el sol brilla




La mañana llega con brisas de verano de otros tiempos, esos aromas que de repente te trasladan a otro momento, un cielo rosáceo adorna el día, Bella prepara su café con tostadas y alguna fruta, sin quererlo mezcla esos olores con los de antaño.
Cuantos recuerdos envuelven su mente, todos tan lejanos como gratos, una sonrisa enmarca su rostro, y eso ya es mucho decir, no sucede muy a menudo, su gato le ronronea somnoliento mientras le rodea sus piernas.
Hoy empieza un nuevo día…de un año diferente, todo lo que paso la hizo llegar hasta acá, cada travesía, cada experiencia, personas, tormentas, flores y un amor o dos. Pero la vida sigue y este viejo mundo seguirá cambiando y ella con él.
Hoy empieza un nuevo día, un día con recuerdos, será que la vida tiene esa forma de pasarle factura, por que Bella no hace balance como cualquier persona normal, ya se sabe que no le gusta espiar al pasado y sin embargo a veces esas cosas suceden.
Transcurre la mañana inevitablemente y solo trata de dejar atrás lo que ya no podrá ser, mientras disfruta de las melodías de Louis Armstrong y Ella Fitzgerald y su canción Cheek to Cheek; se tira de nuevo sobre la cama a jugar con su gato que sigue adormilado, el sol brilla en lo alto y Bella…solo sonríe.


jueves, 26 de diciembre de 2019

Escribir nos salva, tal vez...






Bella Browns 
Notas
26.12.2019

Algunas veces escribo lo que siento, sobre cosas que me suceden, otras veces escribo sobre historias de otros que confían en mí para deshacerse de ellas, escribo para expulsar todo lo malo, todo lo bueno, todo lo que se acumula de alguna manera dentro de mí.
Escribir libera el corazón,  reconforta el alma, deja huella, cuenta historias, guarda recuerdos, evita el olvido y te hace sentir vivo.
Escribo, tal vez, para algún día, volver a leerme. Y que otros sepan que alguna vez existió otra versión de mí. Pero también, como dicen por ahí, escribo porque no tengo otra forma de besarte aun sin la certeza de que me leas.

miércoles, 18 de diciembre de 2019

El abrazo de hoy no le dio fuerza





Ciertamente hoy será un día caluroso. Bella se quedó dormida, ya es tarde para muchas cosas. Pero tal vez no para otras, la vida te puede atrapar desprevenida en cualquier instante…
El venia y ella iba, o viceversa, ya no importa. Aquí solo cuenta lo que se escribe.

16.12.2019
Pude sentir el latido de tu corazón, y como este pasaba de la pena al júbilo al rodearme entre tus brazos.
Nos dimos un abrazo eterno, y en ese simple gesto sentí tantas cosas, tu tristeza, tu inconformidad ante la vida, tu cansancio, tus frustraciones, tu necesidad de afecto sincero, tus ganas de escapar de ese lugar… ese lugar que alguna vez fue tuyo y del que ya no te sientes parte.
Pero también sentí amor, ansiedad, ganas de quedarte allí abrazándome un rato más, ganas de decirme tantas cosas. 
Y yo solo trate de darte lo más que pude, intente decirte tantas cosas, pero el tiempo nos quedó corto, creo que no alcanzo, y fue todo tan raro, nos despedimos con otro abrazo lleno de sentimientos mezclados.
Solo quiero que sepas que estaré aquí para celebrar tus vuelos, tus logros, pero también estaré en tus aterrizajes para abrazar tu oscuridad.

martes, 10 de diciembre de 2019

Voy a dejar que las palabras salgan solas




Ella piensa y fantasea, escribe lo que escribe, porque así le sale, así lo siente, las palabras se abarrotan y atropellan en su cabeza, intenta unir las ideas lo mejor que puede.
Tirada sobre la alfombra con su café, sus pies descalzos, observa su alrededor, la media mañana, las sombras que proyectan los árboles, se acomoda y escribe sin detenerse...
Dicen por ahí que el primer punto de contacto entre dos personas no es la piel, es la energía.
Y podría mentir, pero cuando lo vi, el mundo se detuvo ahí y ya nada fue lo mismo para mí.
Él es de esas personas que podrías abrazar durante horas sin necesidad de nada más y sentirlo tu hogar. Inspira pasión, ternura, seguridad.
Tan caprichoso, obstinado y bipolar y a la vez tan libre, divertido, inteligente, simple.
Tiene una sonrisa eterna, tan perfecta que enamora al igual que el sonido de su voz.
Muchas cosas nos separan, realmente un abismo de distancias; y aun así, no sé porque, nos mantenemos juntos.
Si pudiera le diría tantas cosas pero temo que no comprenda la medida de mis palabras.
Amo como me mira, como me sonríe, como me habla, como me adivina…Sentir que lo conozco de otra vida; y eso ya es suficiente para mí.